22 agosto 2006

MAMA BRANCA

Después de tres semanas por Mozambique tengo, por primera vez, la sensación de volver a algo conocido. Y es un gustazo!! Estoy en Beira, de vuelta… al superar otras 16 horas de un viaje. He llegado de noche, pero ya nada se interpone en mi camino de mochilera!
Con el macuto a cuestas, la mochila negra (se han roto las asas por el peso) con un apaño “típico vieira con v” y el maldito palo, que llevo arrastrando desde pemba. (Un palo que se supone que me dará suerte… en fin, un amuleto más que me regaló Sandra)
El viaje ha tenido mucha gracia. Me he sentado de copiloto, y hoy si que no he podido morderme la lengua ante comentarios machistas ya tan clásicos de este país. Sorprendiendo a los demás pasajeros he intervenido en una conversación que el motorista mantenía con dos más, sobre lo injusto que era que la mujer de un muerto se quedara con la casa que este había construido. Y además les parecía ridícula la postura de que las mujeres se enfadasen por que ellos estuvieran con otras mujeres… ¡¡¡la he liado!!!! Me he puesto a hablar de esclavitud y de Derechos Humanos que por poco me echan de la Chapa!!!! Pero las mujeres me han apoyado, y en contra de lo que me esperaba, en algunas cosas los hombres han cedido. Ha sido divertido, pero creo que les he asustado un poco. Luego ya me he callado, disfrutando de este paisaje que ya empiezo a echar de menos, sin siquiera haberme alejado todavía de él: Las chozas que casi no se distinguen entre tantos árboles. Las mujeres caminando con un barril de agua en la cabeza, y un niño a las espaldas. Los niños que caminan en grupos a los colegios más cercanos, los hombres en bici con gallinas, corderos o leña a cuestas… los baches en la carretera solo asfaltada de 2 en 2 km.

Ya estoy viendo que la imagen que doy por aquí es extraña. Una mujer viajando sola y juntándome tanto a sus tradiciones. Se empeñan en acompañarme siempre que pregunto por una calle o algo así. Yo evidentemente lo agradezco pero insisto en que no hace falta. Dirán, qué rara … jejejej
AL llegar a Beira de noche, he llamado a Olga para avisarla que hoy ya no me daba tiempo a quedar con ella (me llamó ayer y quedamos en vernos). Quería ir a Internet y dormirme pronto porque estoy agotada. Internet ya estaba cerrado, así que he continuado mi camino conocido a la primera pensión a la que vuelvo, para repetir habitación. ¡¡¡Es genial estar aquí!!!! Nos hemos alegrado mucho de volver a vernos, y no ha hecho falta decirles que me cambiaran el colchón(a uno de espuma porque el de muelles es imposible). ¡La verdad es que son encantadores!
Que fuerza me da cada llamada que recibo, no os imaginaís el subidón que es estar por una de estas calles sin luz, intentando pensar que ya no queda mucho… y recibir una llamada como la de Tita. Una llamada que se convierte en la dosis de energía para continuar…
Resumiendo estos últimos días, imaginaros que he hecho más de 1500 km desde que dejé Pemba a las 4 de la mañana. Primero pasé por Nampula, luego fui a Quelimane y ahora de vuelta a Beira. NO he podido entrar en Internet en estas tres provincias porque a partir de Beira hasta Pemba es 90 % rural. Imposible encontrar a alguien con Internet. Pero gracias por continuar ahí… ansiosos de noticias, os resumiré estos días!
Nampula, una maravilla. Un pueblo blanco, andaluz en medio de esta selva africana. La iglesia estaba en reforma y entré para acordarme de los Pilares de la Tierra. Las calles cuidadas, las casas pequeñas, blancas… y la facultad de derecho nueva, impresionante. Por un momento, mientras paseaba por sus calles, me imaginé que no estaba en Mozambique, casi funciona si no llego a estar rodeada de negritos por todas partes!!!
Pero no pude estar demasiado tiempo por ahí. En Quelimane me esperaba Jose, con la manifestación que iba a hacer historia (próximo relato).
Ya estoy aprendiendo algunos trucos de este país. Nunca preguntes si algún sitio está muy lejos para ir andando, siempre va a estar “pertinho” (cerca). Claro teniendo en cuenta que aquí lo normal es andar 30 km para conseguir agua. Pero todo, absolutamente todo está lejos.
También he aprendido a contar con los imprevistos previsibles de los largos y agotadores viajes en chapa. No ha habido ninguno en que no hayamos pinchado menos de dos ruedas.
Lo que más me está gustando es el carácter de la gente… la amabilidad con la que se tratan, la educación con la que intentan respetarse (dentro de sus cosas, claro). El conductor de la chapa de hoy, era un cachondo, a todos nos llamaba Mama o Papa según mujer – hombre, pero a mi me llamaba “Mamá Branca”, lo que me ha hecho muchísima gracia claro! Era buen tío. Había una señora en el bus, que me ha conquistado. Nada más empezar el viaje a eso de las 4 se ha puesto a repartir trozos de pan a todos. Según psaban las horas nos ha dado plátanos y almendras. En eso estoy aprendiendo mucho, lo bondadosos que son entre ellos mismos. No es la primera vez que veo algo así.
Todo hace parte de este sueño. Acercarme tanto a esta cultura me está enriqueciendo, ¡ah! se me olvidaba lo más importante de todo: me está tranquilizando. Entre este ritmo es cuando por primera vez estoy aprendiendo aceptando la palabra PACIENCIA!
La vuelta a Maputo, me va hacer pasar por sitios donde ya estuve, y donde dejé algo… tengo muchas ganas de estar mañana con Olga, la estudiante de medicina, con Mito también. Luego iré a Inhambane con la ilusión de reencontrarme con Julios…

9 comentarios:

Carla Vieira dijo...

Alexia!!

Que ganas tenia de saber mas detalles de tu viaje aunque hablemos con mucha frecuencia!!

Bueno supongo que yo tmabien hubiera saltado en esa Chapa ante la discusion o le hubiera escupido al capullo del director...somos asi! Pero el mundo es super injusto...super...y cosas que nosotras ya vemos como normal han tenido que sufrirse y luchar mucho por ellas en nuestros paises tambien...hace cuanto vota la mujer?

Lo de Julius Alexia...por favor no te encapriches en plan Luchy...yo he dejado a 5 gatitos en Huelva con mucha pena pero hay que pensar en el dia a dia...

Un besote muy fuerte, estoy deseando verte llegar a la temida T4!

Anónimo dijo...

intento escribir un comentario aqui, pero te juro alexia que me cuesta...

supongo que las personas que nunca ha leido cosas que has escrito estaran ya totalmente enganchados,

pero sabes que yo quizas porque tenemos muchas cosas en comun, aunque muchas otras jeje tolmente opuestas,

habremos heredado una sensibilidad especial, y la verdad es que me puedo sentir afortunada de cada momento que leo tuyo,

ya que me conmueve de una forma completa y unica, la conexión con lo que escribes es total, por eso se que te gusta compartirlo conmigo.

asi que imaginate como me quedo despues de leer otro capitulo de esta increible aventura,

pensando, y reflexionando, y casi

te puedo ver con exactitud en cada vivencia que me cuentas.

gracias por tambien hacernos protagonistas de este "tu gran sueño africano mama branca"

te quiero
fab

Anónimo dijo...

A pesar de haber leído tan solo algunos pasajes de tu aventura, tengo la sensación de haber hecho este viaje contigo. No se cómo ni porqué (aún no había comenzado a leer nada desde que Carla me dejó guardado el enlace del blog en mi portátil), esta mañana me he levantado pensando en ti y en tu viaje. Me parece de una valentía sublime la experiencia que estás viviendo, no solo por los problemas de seguridad que imagino habrá por esos lares, sino por las duras sensaciones que interpreto en tus palabras. Hay que ser muy valiente para ser capaz de afrontar en solitario todas esas sensaciones, y no solo por el hecho de estar sola, sino por lo duras que pueden llegar a ser. Acabo de leer el pasaje de los niños en la playa y he estado a punto de llorar. ¿Qué son 4 líneas de texto en 1 portátil de 17 pulgadas? Seguro que nada en comparación con un atisbo de sonrisa de Amina. De verdad Alexia que te admiro.
Desde las preciosas playas de Bolonia te mando un besote para que te acompañe en tu regreso.
PiRu

tita dijo...

Por fin Alexia!!!!! Ya podemos seguir viajando contigo y viviendo tus experiencias. No puedo dejar de sentir alguna alegria de saber q tu impresionante aventura... está en recta final y pronto esterás mas cerca. Besos!! tita

Anónimo dijo...

Eso!! tu deja el pabellon bien alto y a las mujeres ni tocarlas!!! que gracia porfavor!! te imagino totalmente... pero realmente es una pena que tengan que aguantar todo eso, pero claro!! ellos viven como nosotros hubieramos vivido hace 300 anos!!

Aunque estamos tan lejos nunca pense tenerte tan cerca...

la londinense te manda un beso fuerte!!

Te quiero muchisimo!!

More

M.A.S

Anónimo dijo...

Hola Alexia. Soy Sarah. Me disfruto leer tus noticias (con mucha ayuda de mi diccionario de español!). No he leido todo (me cuesta trabajo, escribes tan mucho como hablas - muschisimo!) pero me parece que las cosas vayan bien para ti. Me alegro de que estes sana y salva!
Besos

Carla Vieira dijo...

Menudos palizames en Chapa y cada viaje de 20h con 3 averias de media...vas a saber de mecanica al volver!! Entre esta aventura interminable y la de marruecos...sabras de todo un poco! Jejeje

Bueno gracias por enviarme el sms para decirme que habias llegado bien. Me encanta porder estar en contacto aunque estes a mas de 8000km de distancia.

Me voy a Lisboa hoy y le daré a Tita y a Luchy el gran abrazo que se que les quieres dar por su apoyo en este mes!

Un besote y cuidate!

Luchy dijo...

Hola Alexia estoy encantada con tu viage. Para mi es ya un livro. Estoy deseando estar contigo para que me cuentes más. Un besote muy grande y cuidate. Luchy

Gonzalo dijo...

No hay más capítulos de esta fantástica novela de aventuras???
En ascuas me tienes para saber más de ti y saber si te has reencontrado con gente que dejastes por esos lares!!! A Julius lo has visto??

Cuándo volvías?? En una semana más o menos no??
Por aqui no hay novedades, empieza la liga este finde (vuelta al bar de abajo con mis birritas) y TU presidente haciendo de las suyas, como no hay otras cosas mejores que hacer se dedica a ir quitando estatuas de Franco por España avivando así de nuevo la ya olvidada Guerra Civil.

Pues nada muchacha, este sábado iré a Park a echar una manita a ver que tal la "vuelta al cole".

Un besote muy gordo y cuidate mucho!!!