21 septiembre 2008

KHANIMAMBO ANA


Querida Ana

Te escribo mientras lloramos aún sobre tu tumba. Las flores están mojadas con el agua que cada uno hemos esparcido sobre ellas, pero esas flores también brillan con el reflejo de nuestras lágrimas.
Dentro de mi, todavía siento como te intento arropar aún con mi abrazo.

Llegaste aquí en brazos de tu hermano Daniel, que hoy no sabe estar sin ti. Te intentamos arropar en esta familia llamada Khanimambo, dándote las gracias por aparecer a nuestro lado. Tus ojos empezaban a brillar…
Pero nos faltó tiempo para hacerte sonreír
, y esa es la pena más grande que me llevo dentro, como una punzada cuya marca se que nunca desaparecerá.
Porque tenías solo2 añitos. Porque en estos dos años has vivido lo que nunca debiste vivir: lo peor de la pobreza extrema. Las noches sin manta, sin red mosquitera, las mañanas sin comida y las tardes vacias…
De pronto llegaste a Khanimambo y empezaba ahí tu segunda oportunidad, o quizás la primera, la primera oportunidad de vivir tu infancia.
Estas son las puñaladas de la vida, que la hace ser tan injusta con los que menos se saben defender.
El cólera arrasó contigo, sin aviso, sin remedio. En 18 horas te fuiste para dejar de sufrir.

Te fuiste de tu chocita, de las manos de una madre que no ha podido darte mejor vida, de la compañía de tres hermanos que no sabrán olvidarte. Te fuiste de este poblado maldito y de las canciones de Khanimambo que tanto te gustaron. Te fuiste dejando atrás 177 hermanos/ahijados y un padrino que soñaba con ayudarte. Te fuiste dejando este abrazo que te sigo dando, vacío…
La esperanza no ha podido hacer nada contigo, pero has dejado una huella que no borraremos. Para saber que ninguna lucha está acabada hasta que unas flores brillan en su ausencia.


En nuestro recuerdo, en nuestra lucha… Khanimambo Ana.
Tía Alexia

7 comentarios:

Carla dijo...

Puff alexia, esta es la otra cara de la moneda verdad? La que tu vees todos los dias y casi nunca nos acabas contando debido a tu positivismo y energia

Me tienes aqui a tu lado, aunque enterrar a una niña de 2 años debe ser demasiado duro para cualquier ayuda

Te quiero, Carla

Alexia Vieira con V dijo...

gracias carla, siempre estas cerca

te quiero muchísimo

Anónimo dijo...

Acabo de leer lo que has escrito sobre Ana. No sabía que estuviera tan malita. Lo siento tanto por ella, por su madre, por sus hermanos...
Pero siento tanto, tanto, que estés sufriendo... pero piensa en cómo hubiera sido su segundo año sin ti
Siento no tener palabras. Solo darte un beso muy fuerte y todo mi apoyo.
Asun

Anónimo dijo...

Seguramente este sea uno de los momentos más duros que hayas vivido allí pero seguramente, también le habrás dado a Ana los momentos más felices que, en tan poco tiempo, haya podido vivir.
Un abrazo muy fuerte.
Miriam

Anónimo dijo...

Mucho ánimo y calorcito a todos los de la familia khanimabo y, en especial, a quien les hace de voz, ojos y brazos, siempre en primera línea de batalla, exponiendo a pelo su corazón desnudo, con la responsabilidad de entender y contar lo que los niños sufren. Besos muy fuertes,

Willy y Raquel

Alexia Vieira con V dijo...

Muchas gracias por vuestros ánimos, significan tanto en momentos así. Aquí, como sabéis los que habéis estado, no te puedes permitir el lujo de pararte a llorar, a estar triste ... hay mucho por lo que luchar!

Seguimos en pie, los niños tiran tanto de mi...

Gracias Asun por estar siempre ahí, pendiente de todo. Miriam Willy y Raquel, ¡¡como os echamos de menos!!

Besos a todos... y tantas veces Khanimambo

Anónimo dijo...

Mi querida sobrina africana...un besito muy fuerte. Como me gustaria estar contigo ahora. IRÉ...